Cobá: Admirable Legado del Imperio Maya

Autor:
Luis René Figueroa

Cobá: Admirable Legado del Imperio Maya

 

No es nada aventurado decir que la zona arqueológica de Cobá es una de las más bellas y sorprendentes en toda la República Mexicana. Ciudad rival de Chichén Itzá durante siglos y semejante en importancia y tamaño; Cobá es un lugar místico, poco explorado y de grandes dimensiones, enclavado en la espesa selva del estado de Quintana Roo, en el sureste mexicano. Territorio y antiguo hogar del Imperio Maya.

Cobá: Admirable Legado del Imperio MayaDesde las alturas, Cobá pareciera que está ubicado a la mitad del camino entre la zona arqueológica de Tulum y de Chichén Itzá, dos lugares de mayor renombre, mucho más visitados y conocidos por el mundo moderno. Debido a su ubicación alejada de zonas urbanas, Cobá mantiene hasta hoy en día su atmósfera virginal e inexplorada (en comparación con otras decenas de zonas arqueológicas).

Cobá: Admirable Legado del Imperio MayaEs un enorme sitio asentado en aproximadamente 80 kilómetros cuadrados de inhóspita selva alta. Además de albergar cientos de estructuras, de las cuales muchas siguen sin ser totalmente excavadas y que son interconectadas entre ellas por 45 caminos o sacbeob, cuenta con la pirámide más alta en toda de la Península de Yucatán: la impresionante Nohoch Mul, una estructura de más de 42 metros de altura, que desde su cima, brinda una espectacular vista de la selva quintanarroense.

No existen datos fidedignos que permitan conocer el nombre de este asentamiento que durante la época prehispánica alcanzó una población de unos 50 mil habitantes. Sin embargo, en sus libros, el famoso mayólogo Erik Thompson hacía alusión a Kinchil Cobá o "lugar de agua turbia o picada". Algo que pareciera tener mucho sentido, ya que la inexplorada Cobá fue edificada en medio de dos lagos.

Cobá: Admirable Legado del Imperio MayaLos historiadores fechan los inicios de Cobá hacia el 200 ó 100 a.n.e, y argumentan que a partir de esta fecha y hasta aproximadamente 1000 d.n.e., posiblemente fuera la ciudad más importante de la Península de Yucatán. Esto se atribuía principalmente a su gran extensión de tierras agrícolas, cantidad de ríos y rutas de intercambio comercial entres otras ciudades del imperio Maya. Para la época de la conquista española, Cobá estaba ya totalmente inhabitada.

La zona arqueológica de Cobá está dividida en grupos arquitectónicos, esto atiende primordialmente a la época de su construcción y a su función urbana, en donde se distinguen claramente diferentes estilos de arquitectura como sitios residenciales, ceremoniales y funerarios.

Cobá: Admirable Legado del Imperio MayaDebido a que Cobá no ha sido totalmente explorado, sólo los siguientes grupos están abiertos al público actualmente:

Grupo Cobá – Este es primer sector de la zona, con el cual se inicia el recorrido al extraordinario mundo Maya. Algunas de las estructuras encontradas aquí son La Iglesia, templo de 25 metros de altura, un sector de edificios y residencias reales, así como un juego de pelota. Este grupo bien refleja la magnitud de Cobá en su época de auge.

Cobá: Admirable Legado del Imperio MayaGrupo Nohoch Mul – Complejo que incluye la colosal pirámide de Nohoch Mul, el inicio del sacbé 1 (camino elevado de terracería cubierto de estuco blanco) que conecta a la ciudad con Yaxuná, así como a la impresionante estructura denominada La Gran Plataforma, un edificio aún no explorado. Aquí también se localiza La Estructura X, un conjunto habitacional que alberga a la estela 20, la mejor conservada del sitio. A unos cientos de metros de aquí se ubica Xaibé, estructura de reciente restauración.

Cobá: Admirable Legado del Imperio MayaGrupo de las Pinturas – En el pequeño edificio principal de este grupo se hallan algunas pinturas murales, así como las construcciones más recientes del sitio.

Grupo Macanxoc – Es un complejo de pequeños templos y altares, así como de varias estelas.

Cobá: Admirable Legado del Imperio MayaA pesar de estar en medio de la espesa selva, la zona arqueológica de Cobá ofrece a los visitantes los servicios básicos como estacionamiento, baños y numerosos lugares para comer en los alrededores, así como algunas tiendas de artesanías. También existen guías profesionales y bicicletas para recorrer más fácilmente esta bella zona. El sitio está abierto diariamente al público entra las 8 de la mañana y las 6 de la tarde dependiendo de la temporada. La cuota de acceso es bastante accesible.

Cobá es un lugar como pocos en México. Ya sea que visite este extraordinario lugar por su cuenta o por medio de alguna excursión, Cobá es ideal para aquellos en busca del contacto directo con la naturaleza y deseosos de conocer un poco más de cerca del admirable legado del Imperio Maya.