El Tiburón Ballena en las Costas de Quintana Roo

Autor:
Janine Dávila Madrid

Nadando con el Tiburón Ballena en las Costas de Quintana Roo

Todos los años, entre mayo y octubre, la isla Holbox recibe al tiburón ballena que viene para alimentarse y aparearse en las costas de Quintan Roo, y es posible tomar un tour que te lleve a ver a estos gigantescos animales de cerca para nadar junto a ellos. El tiburón ballena mide entre 14 y 18 metros de longitud y es el pez más grande del mundo. Tiene un color entre gris y azul obscuro con manchas circulares y líneas horizontales y verticales blancas en el dorso y el vientre. Son animales muy tranquilos y les gusta nadar en la superficie, por lo que es fácil avistarlos.

Tiburón BallenaPor encontrarse en peligro de extinción, el tiburón ballena es una especie migratoria protegida en México y existe un control estricto que permite gozar de estos animales mediante un turismo de bajo impacto que a la vez proporciona a los pobladores de la isla una fuente de ingresos y una alternativa de desarrollo sustentable. Para llegar a Holbox desde Cancún, tienes que tomar la carretera federal a Mérida, pasando por varios poblados pintorescos hasta llegar a Chiquilá, donde se toma el ferry o lancha para cruzar hacia la isla. Holbox tiene un ambiente rústico y relajado donde encontrarás encantadores hoteles y ricos restaurantes.

TiburonesEn la isla hay varios operadores de tours que te pueden llevar a ver al tiburón ballena, todos salen temprano como a las 7 de la mañana para aprovechar la bonanza del viento hasta el lugar donde se están alimentando los tiburones. Podrás echarte al agua con equipo de snorkel y nadar junto a los tiburones sin temor, ya que son inofensivos, o si lo prefieres, podrás permanecer en el barco y verlos desde allí. Nadan relativamente despacio y se alimentan mientras siguen su trayectoria.

Nadando con el tiburón ballena

El tour tiene una duración de 5 horas aproximadamente, pero bien valen la pena, ya que es una experiencia única y memorable que pocos tienen la oportunidad de vivir. ¡Así es que si viajas a Quintana Roo, anímate a nadar con el tiburón ballena!

 

Escrito por Janine Dávila Madrid