La Tirolesa en Xplor: una electrizante Aventura en Cancún

Autor:
Fernando García Castro

Recuperación de Playas de Cancún 2010

Durante mis recientes vacaciones en Cancún descubrí que afuera de un bonito cuarto de hotel me esperaban mil y un actividades por hacer. Tours por los cenotes de la Riviera Maya, visitas a interesantes sitios arqueológicos como Tulum o Chichén Itzá, nadar con delfines... pero yo escogí la que se apegaba más a mi vena arriesgada: la emocionante experiencia de volar por los aires apenas sostenido por un arnés, un cable y por toda la adrenalina y valor que pudieran caber en mis entrañas.

La Tirolesa en Xplor: una electrizante Aventura en CancúnNunca lo había hecho, por lo que sólo rondaba en mi imaginación lo increíble que sería. No obstante el escalofrío y el nerviecito natural, me resultaba delirantemente atractiva la idea de agarrar vuelo, tirarme al vacío y que la fuerza de la gravedad y la tirolesa hicieran el resto para transportarme cientos de metros por los aires en cuestión de pocos minutos. Por acto de la casualidad o del destino, en Cancún me hablaron del parque Xplor, algo nuevo en la Riviera Maya.

La Tirolesa en Xplor: una electrizante Aventura en CancúnMe enteré que no sólo hay tirolesas en el parque, sino un intrépido paseo en vehículos anfibios en donde tú manejas el carro. ¡Eso es sentir la experiencia de propia mano! Manejas por la selva, andas por puentes colgantes, sobre agua, y hasta en cuevas debajo de la tierra... algo totalmente fuera de lo común. Ya estando en el paraíso pensé: ¡ahora es cuando!

La Tirolesa en Xplor: una electrizante Aventura en CancúnDesde el momento en que se llega al parque Xplor se escuchan largos "zips" por todas partes (y constantes gritos causados por explosiones de adrenalina). Creo entender ahora porqué les dicen Zip-Lines en inglés, seguramente porque el peso y el arrastre sobre el cable hacen durante todo el "vuelo" un largo y rechinante ziiiiiiiiiiiiip que incrementa aún más la emoción durante el viaje. Te preparas, te pones el casco, y mientras vas subiendo los escalones hacia el "punto de despegue", el Mar Caribe va dejando verse a lo lejos. Esa espectacular vista y el aire que te pega en la cara son parte de las cosas que te hacen dar cuenta de la altura a la que estás -y a muchos también les hace encomendarse a todos los santos que conocen-.

La Tirolesa en Xplor: una electrizante Aventura en CancúnFrancamente es increíble el momento en que los instructores te dicen lo que tienes o no que hacer, como no moverte mucho o no agarrar el cable. Su primer consejo es que te olvides del miedo y que disfrutes plenamente la tirada. Amarran tu arnés a las poleas, mismas que soportan cientos de kilos, por chiquitas que se vean. La exaltación y la adrenalina se incrementan mientras te van asegurando el equipo, dejando libre todo tu peso, concluyendo con un breve empujón, después del cual realmente se desata un sube y baja de emociones en el cuerpo. El ruido de fondo lo haces tú generalmente con un alarido, aunque no te das cuenta por tratar de absorber lo más posible el corto pero excitantísimo viaje que increíblemente estás teniendo sobre las copas de los árboles.

La Tirolesa en Xplor: una electrizante Aventura en CancúnAsí subes a una y subes a otra. Cruzas por altísimos puentes colgantes y llegas a "la madre" de todas ellas, a una inmensa estación desde donde puedes ver ¡hasta los edificios de la isla de Cozumel, del otro lado del mar! Esta torre tiene cuarenta metros de altura y es desde donde arranca el tramo más largo de toda esta interesante expedición por los aires. Aunque para el momento en que llegas aquí ya estás excitado y crees que todo lo dominas, te das cuenta de que aún no has visto nada como lo que te espera. Cuando sales de esta plataforma es cuando verdaderamente sientes que tu estómago y vísceras se quedan atrás mientras cruzan por tu mente flashes con imágenes de tu pasado, tu presente e incluso de tu futuro (hasta pareciera ser la forma moderna de expiar las culpas).

La Tirolesa en Xplor: una electrizante Aventura en CancúnEl recorrido de las increíbles tirolesas termina en un refrescante acuatizaje, de donde puedes partir a seguirte mojando. Las cavernas y ríos subterráneos del parque, formados entre milenarias estalactitas y estalagmitas, están súper bien aprovechados para la recreación de toda la familia. En ese mundo bajo tierra, Xplor tiene muy bien organizado un tranquilo paseo de poco más de medio kilómetro en balsas que tú mismo guías, impulsándote con unas resistentes paletas que convierten a tus brazos en un par de sólidos remos.

La Tirolesa en Xplor: una electrizante Aventura en CancúnAsí, una vez que volaste, manejaste a través de la escarpada selva de la Riviera Maya y te diste uno que otro chapuzón, las energías se compensan con la abundante y deliciosa comida del parque. Esta es una aventura en donde todo está incluido, así que una vez pagado el boleto de entrada, en Xplor no te tienes que preocupar por pagar nada más.

La Tirolesa en Xplor: una electrizante Aventura en CancúnEse día en el parque Xplor no fue sólo uno de los mejores durante mis vacaciones en Cancún y la Riviera Maya, sino definitivamente también una de las mejores hazañas de mi vida. Conocí lo que es volar por los aires, aprendí a controlar el miedo a las alturas, y sobre todo, me divertí todo un día como enano. Obviamente al llegar de mis vacaciones, esto fue lo primero que conté a todos mis cuates y ahora ¡todo el mundo quiere ir!