Un Regalo del Cielo para el Mundo: Sian Ka'an

Autor:
Miguel Angel Hernández Sánchez

La Reserva de la Biósfera de Sian Ka'an

Aves en Sian Ka'anNavegar en kayak a través de largos canales flanqueados por el verdor intenso del manglar, con el canto alegre de una gran variedad de aves y el aullido de los monos a lo lejos; explorar interesantes y misteriosos templos Mayas con más de 2000 años de antigüedad; hundir los pies descalzos en una hermosa playa de arena fina y blanca, casi como talco, para después dejarse acariciar por las hermosas olas que bañan la Riviera Maya y la Costa Maya, o esnorquelear en un cristalino cenote, antaño considerado la entrada al inframundo por los antiguos Mayas, son actividades todas, que parecen propias de un centro de diversiones temático; sin embargo, pueden ser realizadas en un mágico lugar que es mucho más que un simple parque: la Reserva de la Biósfera de Sian Ka'an.

Atardecer en Sian Ka'anSian Ka'an (en lengua Maya una de sus interpretaciones es: "Regalo del Cielo") es un área natural protegida, con una superficie de 528,147 hectáreas, nombrada Reserva de la Biósfera en 1986 y un poco más tarde incluida también al Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sian Ka'an se encuentra a sólo unos kilómetros del también impresionante sitio arqueológico de Tulum, en la Riviera Maya.

Ruinas de Chenchomac y ChunyaxcheEn tiempos prehispánicos, Sian Ka'an era gobernada por los cacicazgos Mayas de Cohuah y Uaymil, según afirman los investigadores, quienes han inventariado un total de 23 sitios arqueológicos en toda la reserva. Destacan entre estos edificios las ruinas de Chenchomac y Chunyaxche, que pueden ser visitadas luego de un recorrido por los canales que cruzan este lugar idílico. Dentro de los confines de Sian Ka'an se han hallado entierros humanos, vasijas, figuras y herramientas con una antigüedad de aproximadamente 2300 años.

Jaguar en Sian Ka'anHoy por hoy, Sian Ka'an es además un santuario natural habitado por pumas, tapires, tlacuaches, tucanes, tortugas blanca y caguama, así como por especies en peligro de extinción, tales como monos araña y aullador, jaguares, osos hormigueros, ocelotes, tapires, y hasta delfines y ballenas. Las zonas pantanosas de esta reserva de la biósfera son además el hogar de una vasta y bien cuidada población de cocodrilos. La presencia humana, por otra parte, se limita a sólo unos cuantos pescadores, agricultores y prestadores de servicios (alrededor de 2000 habitantes, aproximadamente) que dan vida a los poblados de Punta Allen, Punta Herrero y Javier Rojo Gómez.

Biósfera de Sian Ka'anSi Usted desea aventurarse por su cuenta a descubrir todos los tesoros que este ''regalo del cielo'' esconde, le recomendamos hacerse de un vehículo todo terreno y manejar con muchísima precaución, pues los pocos caminos existentes dentro de la Reserva de la Biósfera de Sian Ka'an son de terracería y están algo accidentados, además de que son cruzados habitualmente por la fauna local.

Arrecifes en Sian Ka'anPara no dejar nada sin explorar, se aconseja cargar también con equipo de esnórquel, pues dentro de los confines de este paraíso se encuentra un arrecife de más de 100 kilómetros de largo, parte de la segunda barrera arrecifal más grande del mundo. Por las prístinas condiciones de las aguas del mar, la experiencia submarina es verdaderamente sorprendente. No deje de traer consigo bloqueador solar y repelente para mosquitos, ambos biodegradables.

Sian Ka'anEn los confines de Sian Ka'an hay variados ecosistemas que incluyen selva, humedal, manglar y dunas; lugares en donde conviven en armonía todo tipo de especies animales con el ser humano. Es deber y placer de los visitantes procurar el conocimiento y la conservación de este verdadero regalo del cielo, para lo cual se ofrecen múltiples recorridos que salen desde los hoteles en Tulum y lo llevan en una visita guiada hasta los confines más recónditos y hermosos de la reserva de la biósfera, en donde podrá admirar en pleno la majestuosidad de este impactante lugar.

Escrito por Miguel Angel Hernández Sánchez